jueves, 2 de diciembre de 2010

Los Molinos de Viento se hacen centenarios

Estamos de aniversario. La opereta en un acto dividida en tres cuadros Molinos de viento, con música del maestro de Alhama de Aragón, Pablo Luna (1880-1942) y libreto de Luis Pascual Frutos, cumple cien gloriosos años de su estreno. Fue el 2 de diciembre de 1910 cuando el Teatro Cervantes de Sevilla acogió el estreno de una de las primeras obras importantes de su autor y del género operetista en España.


En esta obra Pablo Luna combina eficazmente la tradición heredada del género chico (zarzuelas por lo general costumbristas en un acto que se encontraban en fase de defunción en aquella década de los años diez) y el género musical en boga que fue importado de centroeuropa, concretamente de Viena, la opereta, cuyo máximo representante era en aquel momento Franz Lehar. En este caso hablaríamos de un subgénero dentro de la propia zarzuela: la opereta a la española, que impulsaría posteriormente el propio Luna inmortalizando el género con obras como El asombro de Damasco (1916) y El niño judío (1918), próxima producción del Teatro de la Zarzuela.

Podemos definir a la opereta española como aquel tipo de zarzuelas cuya acción se desarrolla fuera de nuestras fronteras y que contiene ritmos y melodías por lo general bastante pegadizos, fruto de la influencia de una de sus principales inspiradoras, la opereta vienesa.

En este caso la acción se desarrolla en Volendam, pequeña aldea holandesa a principios del siglo XX. El barco del príncipe Alberto (barítono), heredero de una Corona Real, encala en la aldea, hecho que provoca el entusiasmo de las mozas y la hilaridad de los mozos del lugar. En la aldea vive Margot (soprano), una bella aldeana que es amada por Romo (tenor), joven enfermero que no es correspondido por ella. Alberto se erige como el protector de Romo (es un inexperto en cuestiones de amor, el pobre) para ayudarle, cual celestino, a conseguir el cariño de Margot. Tan es así que Alberto escribe una carta apasionada a Margot que deberá entregar a la joven el propio Romo. Ésta piensa que es el capitán Alberto (y no le falta razón) quien se la ha escrito, pero sufre una tremenda desilusión cuando el propio Alberto le comunica que es de Romo. Aun así, Alberto no puede ocultar su verdadero cariño hacia ella y le desvela que él es el autor de las líneas apasionadas: los dos entonan un exaltado dúo de amor, con Romo delante (y la mosca detrás de su oreja). Al final, Alberto, aconsejado por el cabo Stock (bajo) decide partir del lugar por la noche, abandonando a Margot. Cuando ella descubre que el capitán ha partido furtivamente, intenta seguirle, pero Romo la detiene, abriéndola los ojos de las verdaderas intenciones del capitán. En un bellísimo pasaje dialogado con las principales melodías escuchadas a lo largo de la obra como fondo, Romo comunica a Margot estas palabras (que sirven de moraleja y justificación del título de la zarzuela):

"¡Pobre Margarita!, ¿no ves los molinos de viento? Pues así somos nosotros. Las aspas giran del lado que las impulsa el aire. Lo mismo hace el amor. El mío fue a ti, el tuyo al príncipe, y el del príncipe, ¿quién sabe? Un viento lo trajo y otro se lo lleva".

Para concluir la obra en un clima de absoluta desolación el capitán Alberto, fuera de escena, entonará la copla que sirve de hilo conductor a toda la zarzuela:

Yo he pasado la vida en un sueño
y mi sueño me hablaba de amor
y mi amor fue una imagen divina
y la imagen tu forma tomó.

Yo creo que uno de los fragmentos de esta obra que ha quedado en el repertorio es la bella romanza de Alberto, la serenata "¿Qué tienes en la mirada...?", de alto vuelo lírico, y el dúo entre Margot y Romo. Asimismo, destacan, aparte de los números netamente corales, dos concertantes muy contrastados, uno más dramático y tenso, y otro más poético e idílico con otra copla entonada por Romo y el coro: "Niña nunca bebas agua del amor...", antes de que Margarita y Alberto canten su amor.

Concertante

1 comentario:

zarzuelas dijo...

http://zarzuelasdecoleccion.blogspot.com/search?q=molinos+de+viento